Crecimiento divergente: Lima y el resto del país

Consideramos que en el Perú se ha producido lo que Efraín González Olarte denomina un “crecimiento divergente” entre Lima y el resto del país (2006) que ha favorecido a la primera y a las ciudades de la costa con las bondades de la modernidad (acceso a servicios, mejor infraestructura), mientras que no se implementaron políticas de desarrollo para el resto de regione de la sierra, con economías agrícolas.  Por ejemplo, esta divergencia se refleja en el crecimiento diferenciado de la población por áreas geográficas: En el período intercensal de 1993-2007 la población de la costa aumentó en 29,7%, de la selva aumentó en 29,8% mientras que la sierra aumentó 14,3%.

Este crecimiento de la economía de Lima tampoco ha servido para que la población de Lima ni la ciudad de Lima alcancen el desarrollo para toda su población, por el contrario, lo que se ha producido son grandes desigualdades y abrumadores contrastes.  Y esta alta diferenciación se encuentra en su mismo territorio pero también en la comparación de Lima con el resto del país.  Las cifras de medición de la pobreza reflejan esta situación.  De acuerdo al INEI en el 2007 a nivel nacional el 39,3% de la población se encontraba en situación de pobreza, de los cuales el 13,7% se consideraba pobres extremos y 25,6% pobres.[1] Sin embargo, para el mismo año los resultados por regiones ponen en evidencia las grandes desigualdades por regiones y por áreas de residencia.  Las zonas urbanas en general están “mejor” que las zonas rurales:  la pobreza fue de 25,7% en las áreas urbanas mientras que en las áreas rurales del país fue de 64,6%.  Por otro lado, en la costa la pobreza incidió en el 22,6% de su población mientras que en la sierra fue de 60,1% y 48,4% en la selva.  Lima Metropolitana por su parte contrastaba con un porcentaje de 18,5% de su población en condición de pobreza.[2]

Las diferencias las podemos encontrar incluso entre las provincias con mayor población, donde se encuentran las ciudades más pobladas del país.  Como muestra el siguiente cuadro si tenemos en cuenta la pobreza monetaria (LP) calculada por el INEI (2007) aquellas ubicadas en la sierra y selva tienen porcentajes más altos de su población en pobreza extrema, siendo la provincia de Maynas donde se encuentra la ciudad de Iquitos la que tiene los indicadores más altos para la pobreza total y extrema.

Pobreza en provincias de ciudades más pobladas del país

Provincia

Pobreza (%)

Total

Extrema

Lima

18

0.9

Callao

18.8

0.3

Santa

18.9

1.9

Arequipa

21.7

2.8

Cusco

28.2

7.3

Huancayo

37.6

8

Trujillo

20.1

2.1

Chiclayo

29.2

2.1

Maynas

42.9

14.9

Piura

37.5

8

Tacna

20.2

2.2

Fuente: INEI – Censos de Población y Vivienda 2007

Como muestra el siguiente cuadro, la distribución territorial de la pobreza se mantiene con otras metodologías de medición de la pobreza.  Es decir, Lima y Callao se mantienen como las provincias con menos población en condiciones de pobreza en términos relativos, seguidas por los departamentos de la costa, todos con índices muy por debajo de los promedios nacionales.  Por otro lado, este mismo cuadro nos permite observar y confirmar que son las ciudades capitales ubicadas en la costa las menos pobres del país, como además muestra el siguiente mapa.

Sin embargo, si tenemos en cuenta la población de Lima y Callao y transformamos los porcentajes en términos absolutos, encontraremos que la dimensión de la pobreza es muy grande para este mismo ámbito.  Es decir, estamos calculando que más de un millón y medio de personas viven en condiciones de pobreza en Lima Metropolitana.  Para graficar este contraste podemos precisar que mientras Lima alberga aproximadamente al 30 por ciento de la población nacional y tiene al 18,5% de su población viviendo en condiciones de pobreza (INEI 2008) en ella se realiza aproximadamente el 80% de la recaudación y casi el 90% de los de depósitos y colocaciones.

Departamentos con menos Necesidades Básicas Insatisfechas 2006- I Trimestre

Departamento

Al menos 1 NBI

NBI 1

NBI 2

NBI 3

NBI 4

Junín

56,6%

41,3%

19,0%

22,2%

12,7%

La Libertad

51,8%

44,2%

12,5%

27,3%

14,6%

Tumbes

51,7%

39,6%

13,5%

20,0%

8,2%

Lambayeque

45,9%

34,0%

14,2%

23,9%

9,2%

Lima provincias

44,2%

31,9%

9,8%

18,6%

8,3%

Moquegua

39,2%

27,8%

12,3%

17,4%

9,1%

Ica

37,0%

24,6%

8,3%

16,8%

6,3%

Tacna

35,2%

17,6%

16,4%

11,1%

7,6%

Arequipa

34,8%

15,2%

19,2%

12,3%

7,2%

Lima y Callao

19,7%

9,0%

10,1%

7,1%

2,6%

Nacional

48,%

37,1%

16,1%

25,4%

12,7%

Fuente: INEI.  Elaboración Mesa de Lucha Contra la Pobreza de Lima Metropolitana

Departamentos por similar rango de pobreza 2007


Fuente: INEI (2008) Informe técnico: La pobreza en el Perú en el año 2007

Otro ejemplo del crecimiento divergente entre Lima y el resto del país lo encontramos en la enorme diferencia del PBI de Lima con el resto de regiones/ departamentos.  Lima concentró la infraestructura necesaria para la industrialización tales como servicios de todo tipo, comunicaciones y transporte atrayendo la población migrante, la inversión y se constituyó en el mercado más importante a nivel nacional.  Por otro lado, las ciudades capitales de departamentos y de la costa históricamente han tenido un mayor desarrollo, mientras que las capitales de provincia han estado limitadas a su rol de centros administrativos para facilitar la explotación de recursos naturales o agropecuarios.  El cuadro siguiente muestra, como ejemplo, el crecimiento divergente de Lima en comparación con las otras regiones y al mismo tiempo nos muestra cómo el PBI de Lima es afectado de manera diferente como durante la crisis hiperinflacionario de finales de los ochenta y el ajuste estructural a inicios de los noventa, crisis que afectó con mayor agudeza a la economía limeña.

Por ejemplo en el 2006 el PBI manufacturero de Lima fue el 59.82% del PBI industrial nacional.  La región más cercana es Arequipa con el 10.13% del PBI industrial, mientras que 13 regiones suman menos del 1% del PBI industrial[3].  Existen regiones como Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Pasco y Madre de Dios con menos del 0.04% del PBI Industrial.  Solamente estas cifras dan cuenta de esta gran diferencia.

Diferencia entre los PBI per capita de Lima-Callao y resto del país

 

Fuente: Maximixe. * Proyección de Maximixe para el 2005

Sin embargo, justamente por la mayor articulación de Lima con el mercado exterior hay mayores posibilidades que la crisis internacional afecte primero o con mayor fuerza a su población que a otras zonas del país.  Por ejemplo, la inflación en los últimos años fue mayor en Lima Metropolitana que en el resto del país, debido al aumento del precio del petróleo llegando a ser el IPC en el 2007 a 3,9%, la cifra más alta desde 1998.  Con las cifras señaladas no podemos dudar de la importancia del PBI de Lima Metropolitana para el resto del país.  Aunque también tenemos que enfatizar que esta primacía hace que la economía peruana sea muy frágil.

Algunos especialistas plantean que se está iniciando un cambio en esta tendencia debido a que el PBI per cápita en Lima Metropolitana empezó a descender desde el 2007 mientras que se inició un proceso por el cual las regiones empezaron a aumentar su PBI.  Este cambio se debe a que las provincias cada vez más elaboran productos con valor agregado y a la exportación de éstos para otros mercados diferentes a Lima.

En el año 2007 se acumularon 78 meses de crecimiento consecutivo, llegando a alcanzar un 9,0% en el PBI.  Se esperaba que este notable crecimiento económico produjera mayor empleo.  Para el caso de Lima pareciera que se está produciendo precisamente ésto ya que la tasa de desempleo ha disminuido. 

Sin embargo, el desempleo no es el principal problema ni a nivel metropolitano. Frente a la disminución del empleo productivo el principal problema es el aumento del subempleo(INEI 2007) [4].  El subempleo en actividades de baja productividad e ingresos es el que caracteriza al mercado laboral peruano, impregnando de precariedad y vulnerabilidad de derechos a los trabajadores y afectando principalmente a los jóvenes.


[1] Esta medición de la pobreza se realizó a partir del gasto de la población.  Se estimó que en el año 2007 una canasta mínima alimentaria y no alimentaria para una persona en condición de pobreza fue de 229.4 nuevos soles y en pobreza extrema fue de 121.2 nuevos soles.  De acuerdo a este informe la pobreza disminuyó en 5,2% (INEI 2008).

[2] La divergencia también se comprueba con los porcentajes de población en situación de pobreza en las distintas regiones del país.  En la actualidad son diez regiones que tienen más del 50% de su población en situación de pobreza y llegan a 16 regiones que tienen al 40 por ciento de pobreza.  Huancavelica es la región más pobre del país ya que el 85.7% vive en condiciones de pobreza (INEI 2008).

[3] INEI (2008) Anuario Estadístico 2006 y 2007. Revisado en informe PNUD-PCM 2008

[4] La mayor tasa de desempleo se dio en el año 2005 cuando alcanzó el 11,4% en Lima Metropolitana.  Por otro lado el sub empleo se divide en quienes laboran 35 horas a la semana y están en disposición de trabajar más y aquellas que trabajan más de 35 horas pero sus ingresos son menores al salario mínimo de referencia.  Este último es el que más existe en nuestro país.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Autores

Una respuesta a “Crecimiento divergente: Lima y el resto del país

  1. Pingback: Los números de 2010…Gracias por visitarnos | Pensando Lima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s